Noticias

Los cuentos en los que se ha basado la serie Love, Sex & Robots

  • Se trata de varios cortos de animación producidos por Netflix.
  • Están basados en relatos de John Scalzi o Ken Liu.

Mujer robot llorando.

La serie de animación Love, Sex & Robots supone al mismo tiempo una intención de renovar el panorama de los productos de Netflix y una mirada a un pasado no muy lejano, cuando los cortos de fantasía y ciencia ficción tenían sus propios espacios en la programación televisiva. Los dos grandes nombres vinculados al proyecto, David Fincher y Tim Miller, lo han logrado a medias.

La idea de Miller y Fincher era recuperar el espíritu de la mítica película Heavy Metal y de revistas como Metal Hurlant, que en su día supusieron todo un éxito para autores underground, al darlos a conocer al gran público. Para eso reunieron a un equipo bastante heterogéneo que ha producido 18 episodios de una variedad interesante, pero que quizá con demasiados altibajos.

En cualquier caso, se ha querido partir de una buena base: 16 de los 18 episodios están basados en relatos originales de autores de ciencia ficción de reconocido prestigio. Eso no quiere decir que todos hayan salido tan bien -o mal- como los originales, pero sí que se ha buscado una cierta complicidad con el género de ciencia ficción ya existente.

La ventaja de Sonnie es el primero de los capítulos, y está basado en un cuento de Peter F. Hamilton. Tres robots sale de la imaginación de John Scalzi, igual que Yogur al poder o Historias alternativas. De hecho, Scalzi ha estado hablando en su blog del proceso de colaboración con Netflix.

Trajes es una adaptación de Steven Lewis, Devorador de almas -quizá el episodio más prescindible-, es de Kirsten Cross y Más allá de Aquila pertenece a Alastair Reynolds. Buena caza nace de un relato del gran cuentista Ken Liu y El vertedero de la imaginación de Joe Landsdale.

Marko Kloss es el autor de Metamorfosis -otro episodio algo flojo- así como de Afortunados 13, y Mano amiga pertenece a Claudine Griggs. Landsdale repite con Noche de criaturas marinas y Reynolds con Zima Blue, quizá el mejor episodio de la serie.

Para terminar este repaso a los relatos, La edad de hielo está adaptada de un cuento de Michael Swanwick y La guerra secreta es obra de David W. Amendola. Un buen elenco de autores con ciertos altibajos, en una selección que tiene un toque demasiado ochentero. Se aprecian muchas de las obsesiones de la época, sobre todo en el tratamiento del sexo y la violencia, y no estaría de más una segunda temporada un poco más centrada en las tendencias más actuales.

from Lecturalia https://ift.tt/2TXL9v2
fuente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s