Noticias

El zorro Renart, el primer antihéroe de la literatura

  • Este personaje apareció en la Edad Media.
  • Criticaba la sociedad y la religión de su época.

Zorro rojo en mitad de la nieve.

Las historias del zorro Renart, Reynard o Renard se pueden rastrear hasta principios del siglo XII, siendo una figura que se haría muy popular en la tradición popular de países centroeuropeos, como Bélgica, Francia o Alemania. Sus aventuras, escritas por varios autores, muchos de ellos desconocidos, hicieron las delicias de las clases populares gracias a su brutal irreverencia y burla a los poderes establecidos.

Los primeros cuentos de Renart estaban escritos en verso, octosílabos de rimas planas, lo que facilitaba su memorización y difusión oral. Los relatos del siglo XIIse atribuyen a Pierre de Saint-Cloud, pero desde el XII se empiezan a agrupar dependiendo del tipo de aventura. Es en esa época donde se empiezan a encontrar de manera escrita con cierta frecuencia.

Reynard es un zorro travieso, que se enfrenta a la corte regida por el león Noble, siempre enfrentado al terrible lobo Ysengrin y en conflicto constante con el resto de personajes. Todos los habitantes de su mundo están animalizados, y tienen referencias claras en el mundo real. El secretario del rey es un burro, por ejemplo.

Las aventuras de Reynard eran burlescas y satíricas. Los autores procuraron burlarse de todo, desde los peregrinos en busca de perdón a los nobles más pendencieros; las costumbres cortesanas, el clero, las cruzadas… muchas de ellas carecían de moraleja, mientras que otras sí que mandaban un cierto mensaje moral.

En cualquier caso, Reynard es un ejemplo de personaje poderoso, capaz de lo mejor y de lo peor, de ejercer como un antihéroe en busca de su propio beneficio, pero que, en ocasiones, es capaz de favorecer a alguien que se lo merece sacándolo de las garras de alguno de sus compañeros animalescos.

Es posible que la tradición de Reynard hunda sus raíces en ciertos cuentos y fábulas donde los animales tomaban el lugar de los humanos, como podemos ver, por ejemplo, en el autor griego Esopo. También tiene un interesante antecedente en Ysengrimus, del poeta de Gante, Nivardus, quizá su primera aparición como secundario.

Como nota curiosa, la popularidad de este zorro fue tal, que en Francia pasó algo curioso. La palabra zorro (goupil) era considerada de mal agüero, por lo que se buscaban maneras de eludir su uso. Con la llegada de este zorro, se comenzó a usar la voz renard para referirse al animal. Hoy en día es la palabra usada de manera mayoritaria, dejando a la original como un arcaísmo.

from Lecturalia http://bit.ly/2YSFrsf
fuente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s